LA VENGANZA...

El Presidente habló de políticos “corruptos”, dijo que el debate en Diputados mostró quiénes “tienen los dedos sucios” y les apuntó a los gobernadores de Córdoba y Santa Fe. “Vamos a explorar un acuerdo con el PRO”, dijo también en otro guiño a Macri, quien se prepara para intervenirle el gobierno.

Tras la estrepitosa caída de la Ley Ómnibus en el Congreso y sus fuertes acusaciones a los gobernadores y diputados en las redes sociales, que derivaron en el despido de dos funcionarios de su gabinete, el presidente Javier Milei habló por primera vez este sábado desde Roma para remarcar su enojo con los legisladores, a los que denominó "delincuentes" y les apuntó en particular a dos mandatarios provinciales: el cordobés Martín Llaryora y el santafesino Maximiliano Pullaro. Además, delizó que se viene un acuerdo con el PRO dentro del gobierno nacional, y ratificó no va a "negociar" su programa económico.